Los fabricantes automovilísticos están trabajando para desarrollar productos cada vez menos contaminantes. En el horizonte se encuentra la meta final: crear vehículos de cero emisiones. Sin embargo, el camino hasta alcanzarla no es rápido ni sencillo ni económico. Mientras avanzan por la senda, las marcas van apostando por sistemas de propulsión más eficientes, como el que se alimenta con Gas Natural Comprimido (GNC).


Y no son pocas las firmas que apuestan por este combustible. Audi, Fiat, Seat, Skoda o Volkswagen son algunas de ellas. A pesar de que cada vez hay más versiones de este tipo en el mercado, el consumidor tiene en mente unas falsas creencias que Andrew Shepherd, responsable de producto de GNC de Seat, ha querido desmontar.
1. No ofrecen la misma sensación al volante

Fuente: http://www.lavanguardia.com/motor/eco/20180215/44467528961/falsas-creencias-coches-gas-natural-comprimido.html